La magia de tú cerebro

Equinoccio de primavera

Según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, el inicio de la primavera se dio el 20 de marzo a las 04:50 a.m. del 2020. Esta estación durará 92 días y 18 horas, terminará el 20 de junio con el comienzo de verano. El cielo estará dominado por Venus hasta finales de mayo y el amanecer por Marte, Júpiter y Saturno, a los que se unirá Venus al final de la estación.

La primavera se da cuando el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el norte. El día en que esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden. A esta circunstancia se la llama también equinoccio de primavera. Es asombroso que, dada la posición de la tierra con respecto al sol, en el momento en que en el hemisferio norte empieza la primavera, en el hemisferio sur comienza el otoño.

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol.

Cambio de hora: Es habitual que se realice cada año para el comienzo de verano, el cual se hace el último domingo de marzo.  Este año será a las 02:00 a.m. hora peninsular del domingo 29 de marzo se adelantará el reloj hasta las 03:00 a.m. (la 01:00 a.m. en Canarias pasará a ser las 02:00 a.m.). Ese día por tanto se tendrá oficialmente una hora menos. Otro aspecto relevante es que la Unión Europea prevé a partir del 2021 no volver a cambiar la hora en primavera y otoño. Todavía no esta confirmado por lo tanto se continuará realizando el cambio de hora hasta nueva orden.

Así, el inicio de la primavera es la época del año en que la longitud del día se alarga más rápidamente. A las latitudes de la península, el Sol sale por las mañanas más de un minuto antes que el día anterior, y por la tarde se pone más de un minuto después. Como consecuencia, al inicio de la primavera, el tiempo en que el Sol está por encima del horizonte aumenta casi tres minutos cada día. Fuente: https://astronomia.ign.es/web/guest/inicio-de-las-estaciones

Así las cosas, de acuerdo a los expertos en materia de astronomía, podemos saber en la actualidad por qué se dan las estaciones durante un año. En contraste, para los antiguos griegos que veían todo con ojos divinos, dieron lugar a su propia presunción. A través de la mitología involucraron a la diosa de la agricultura; protectora de los campos y de las cosechas Deméter o Ceres, hija de Crono y Rea, quien tuvo una hija muy bella Perséfone de la cual Hades dios del inframundo se encapricho, por lo que pidió permiso para convertirla en su esposa a Zeus su hermano, quien accedió a su petición. Hades raptó a la joven Perséfone la cual se encontraba un día paseando por el bosque. La diosa Deméter desolada por lo ocurrido, no lo pudo soportar y cayó en una gran depresión, descuidando sus obligaciones divinas. No comía, ni dormía, se la pasó en la tierra disfrazada de anciana, esto hizo que la tierra quedara atrapada en un continuo invierno, se destruyeron las cosechas y causó el hambre entre los seres humanos, lo que los llevaba a la muerte. Ante tal situación dramática Zeus ordenó a Hades que liberara a Perséfone, pero éste no quería perder a su joven amada, por lo que la hizo comer un fruto especial del Inframundo y si alguien comía algo del subsuelo, debería permanecer por siempre ahí, lo que obligaba a Perséfone a seguir a su lado.

Zeus, para suavizar la situación, repartió el año de tal manera que Perséfone pudiera pasar medio año con su madre Deméter, y otro medio año con su marido Hades. Fue tanta la alegría de Deméter por el reencuentro con su hija que hizo que la tierra volviera a florecer y que los campos volvieran a dar su fruto.

Es así, que desde la mitología griega se da lugar al origen de las estaciones, durante el tiempo que pasara Perséfone en el inframundo con Hades, caería su madre en la tristeza y afectaría en la  misma forma a la tierra, dando lugar al otoño y al frío invierno, y cuando la joven bella regresara con su madre, la alegría del reencuentro haría que esa depresión desapareciera y con su alegría todo volviera a florecer, dando lugar a la primavera y al caluroso verano.

Momento idóneo para cambiar situaciones negativas.

También en nuestro medio existe un gran interés por los cambios energéticos de las estaciones, pues si profundizamos en el conocimiento científico, podemos comprender como el universo y sus elementos hacen parte del cambio magnético a nuestro alrededor y por tanto afecta nuestras emociones, lo que hace que en determinadas épocas del año nos sintamos más animados que otros.

La primavera es la época más preferida para la mayoría de las personas porque es un renacer a ese letargo del invierno, da paso a la luz y el renacimiento. La primavera es maravillosa porque se considera una época de expansión de crecimiento y de vida. Desde hace más de 5000 años, la medicina tradicional China observa la naturaleza y sus ciclos para describir los fenómenos internos de los individuos, resalta la resonancia común entre los fenómenos de la naturaleza y el cuerpo humano, las cuales son verificadas en la práctica clínica. Consideran que somos un microcosmos de la naturaleza que nos rodea. Los filósofos que desarrollaron la teoría del Yin–Yang también dieron origen a la teoría del ciclo de los cinco elementos de la primavera que se relaciona con el elemento madera

El elemento madera es también símbolo de flexibilidad y adaptación pues al igual que el árbol se va adaptando al paso de las estaciones del año. Sus cualidades que son la vitalidad, la generosidad. Nos fortalece las competencias de la adaptabilidad al cambio, la habilidad de coordinar y planificar. Nos invade con su frescura y entusiasmo, es una época que aumenta la motivación y la inspiración.

La luna creciente en primavera también nos brinda su aporte energético. El ritmo frenético y los cambios culturales han hecho que actualmente, en los países occidentales, las mujeres no presten atención a los cambios emocionales y energéticos que experimentan durante su ciclo menstrual. Esto supone una pérdida de bienestar y desaprovechamiento de todos sus potenciales. “La luna y mujer son iguales. Ambas son féminas, cíclicas y dadoras de vida”

Los estados anímicos y hormonales están influidos por las fases de la luna. Ésta tarda 28 días en dar una vuelta completa a la tierra, el ciclo de la mujer regularmente es de 28 días. Por lo que los ciclos menstruales, se conectan al igual que las cuatro fases lunares.

La semana después de tener la regla coincide con la primavera. Es una fase de transición entre la menstruación (oscuridad, invierno) y la ovulación (luz, verano). Estos días son idóneos para iniciar proyectos que se materializan durante la siguiente fase (ovulación). La mujer necesita menos descanso y está más segura de sí misma. Hay más disposición por la vida social.

La influencia de ambos: la energía que aporta el elemento madera y la influencia de la luna que hace los días más largos, nos permiten ejecutar con efectividad aquellos proyectos iniciados, en donde por ejemplo la implementación de un plan estratégico integrado permitirá alinear nuestras ambiciones compartidas personales y profesionales.

Lo recomendable a nivel energético es dar apertura a las bondades que nos brinda el universo, por lo que, si no tuviste tiempo de prepararte para el equinoccio de primavera, todavía puedes hacerlo, te invito a que realices los siguientes pasos para lograrlo:

  • Ordenar la casa y realizar un ritual de purificación, desde un simple sahumerio con eucalipto, sonido armónico o el que tú quieras elegir.
  • Reflexión mental, grabar un audio o puedes coger un papel y lápiz, haces un listado de lo que quieres dejar atrás liberar, soltar miedos, rencores y manifestar desde el fondo de tu interior como sintieras una fuerza en tu estómago y lo sueltas desde la emoción (como si la notarás en tu corazón) “, luego expresas en voz alta “Me siento preparada y con apertura para recibir la nueva estación con sus bendiciones”. Visualiza tu energía desde la sanación, mira a tú entorno; lugares, personas, situaciones, hazlo eso con bondad, si lo haces desde el amor te sentirás con una inmensa paz interior y calma en tus pensamientos.

 

“Importante” dar las gracias por los sucesos positivos porque te hacen sentir con mayor autoestima y dar las gracias por los sucesos negativos, porque te dan lugar al cambio e impulso a nuevos propósitos.

Pilar Londoño P. Coach ejecutivo y organizacional

Fuentes:

  • https://astronomia.ign.es/web/guest/inicio-de-las-estaciones
  • https://astronomia.konradlorenz.edu.co/2018/11/origen-de-las-estaciones-seg%C3%BAn-la-mitolog%C3%ADa-griega-y-la-concepci%C3%B3n-cient%C3%ADfica-.html
  • Visita física a la exposición ARTE Y MITO. LOS DIOSES DEL PRADO junio de 2019
  • https://caixaforum.es/es/zaragoza/p/arte-y-mito-los-dioses-del-prado_a940769
  • https://meridians.es/primavera-el-renacimiento-de-la-madera/
  • https://lamenteesmaravillosa.com/mujer-luna-vinculo-nos-ayuda-comprender-ciclo-femenino/

Para profundizar en la sanación y calma de tus pensamientos, puedes contactarnos en pilarl@coachejecutivomujeres.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *